Procrastinación Productiva

productividad
Procrastinación Productiva

Hay días en los que amaneces cansada o tienes tu mente en otro mundo. Son días de bloqueos, en los que por más que quieras cumplir tus tareas, te fatiga la idea de mantenerte ocupada. Y entonces caes en la tentación de la procrastinación. ¿Qué representa esta palabra? 

A menudo se nos vende la idea de que debemos temerle a la procrastinación. Porque se asume que caer en esta actividad significa retrasar el cumplir una actividad mientras te distraes aquí o allá. En la actualidad, el modo más fácil que tiene la mente para caer en el ciclo casi “perpetuo” de la procrastinación son las redes sociales y el mundo web.

Te dedicas a contemplar lo que ocurre en las redes, mientras haces scroll (ir descendiendo y descendiendo mientras el contenido carga). La mente se entretiene, se dilata tu atención y te sientes bien, a pesar de que cierto sentimiento de culpa te invade a momentos, bajo el presentimiento de que estás perdiendo tiempo y no estás asumiendo tus responsabilidades. 

¿Qué es la procrastinación productiva? 

Sin embargo, sí existe una manera de darle una vuelta a esos estados de procrastinación. Por ejemplo, en vez de quedarte en las redes sociales, curioseando sobre las fotos de tus amigos o familiares, ve a plataformas como Tumblr o Pinterest. También en estas plataformas puedes hacer mucho scroll. 

Aquí también te distraerás viendo imágenes, dando clic aquí y allá. Vas a poder distraerte. Pero el único compromiso que tienes que cumplir durante este tiempo, es definir qué tipo de contenido vas a ver. Por ejemplo, puedes usar la web de Pinterest para hacerte una idea sobre las recetas del almuerzo que vas a hacer la semana que se aproxima. 

Alimentarse bien hace parte del proceso de ser empresario. No puedes abandonar, dejar a un lado, el cuidar tu salud para centrarte en producir dinero o estar solo atento a tu empresa. Por eso, una materia en la que puedes ocuparte es en ir contemplando, seleccionado y valorando que menú te llamaría la atención estructurar en tu agenda. 

De esa manera, estas ahorrando tiempo para que la próxima semana no te quedes plasmándote las mismas dos preguntas de siempre: ¿Hoy que voy a cocinar? ¿Qué hago de nuevo en el menú para no comer siempre lo mismo? 

Las claves para tener una procrastinación productiva

Es importante que vayas almacenando, guardando las imágenes que te gusta. Lo puedes hacer a través de la misma plataforma, con el botón del corazoncito que archiva lo que te gusta. O bien, descargando la imagen. Ahora bien, ten en cuenta las siguientes pautas para que esta procrastinación productiva sea del todo positiva: 

  1. Elegir conscientemente y tener un propósito: no se trata de lanzarte a la aventura de mirar aquí y allá, para obtener ideas frescas. Puede que sí, pero dentro de un lapso corto. Cuando tengas un tema en mente, enfócate en eso. Y aliméntate con todo el contenido que encuentres.
  2. Establecer un límite de tiempo: ¿Cuánto crees que puede tardar ese periodo de tiempo tranquilo y relajado de estar mirando aquí y allá? ¿Veinte minutos? ¿Cuarenta minutos? ¿Una hora? Ten presente eso, para que no te extravíes en esta tarea.
  3. Determinar qué uso le darás a esa inspiración: ya viste el contenido y ya has sido presa de la inspiración. ¿Para que te sirva ese material? ¿Vas a usar para una campaña de email marketing? ¿Lo usarás para escribir una entrada de tu blog? ¿Lo utilizarás a tu vida diaria para mejorar en otros aspectos? 
    La idea es redondear la experiencia de la procrastinación para reflejarlo en los aspectos de tu vida. 


Por otra parte, otra manera de aprovechar la procrastinación, es fijándote en tu entorno. Si el sentimiento de culpabilidad te invade mientras estás haciendo scroll, aprovéchalo y levántate de ahí. Ve a mirar si todavía te están esperando los platos sucios en el lavaplatos. Organiza tu escritorio y asómate a la ventana para tomar aire fresco. Ve a tu habitación a cambiar las sábanas de tu cama.

Estas son tareas que parecen no tener nada que ver con tu trabajo, pero que te ayuden a equilibrar tu entorno. Te harás sentir ocupada. Después de hacer esa pequeña actividad, vas a ver que pasarás el deseo de prepararte un café o volver a tu escritorio acompañado de unas tostadas. 

¡Pruébalo y verás cómo funciona! Apreciarás lo mucho que vale tu tiempo y que lo único que necesitas es mover esa palanca del orden para sentirte activa.

Quiero leerte. Practica estos 3 pasos cuando estás entrando en un estado de procrastinación y luego me cuentas ¿cómo te sientes?

Voy a tu éxito,

Lisandra Ramos

 

 

Ver los blogs más recientes

🌟 ESTABLECER una Rutina

Dec 02, 2022

⏺ Qué es un sistema de captación

Nov 25, 2022